El monumento representativo

Por José María Navasa (Departamento de Ciencias Sociales)

  • Diseño: Enrique Rico (Dto. Plástica)
  • Ejecución: Conesavi S.L.
  • Fecha: 1.999

Momento

Conmemoración décimo aniversario de la nominación del Centro como IES Avempace en sustitución del nombre anterior IES Mixto 10.

Intención semántica

Simbolizar la convivencia de las culturas judaica, cristiana y musulmana que, salvo excepciones, se dio en la Zaragoza que fue el marco de la existencia de Avempace durante los siglos XI y XII. Deseo de futuro para que siga habiendo un reconocimiento de la diversidad, una aceptación de la diferencia y la convicción de que es posible el entendimiento entre diferentes culturas y civilizaciones.

Intención formal

Se pretendía un monumento de no excesivas proporciones (2,60 m. de altura), de estructura piramidal, que no obstaculizase la mirada y que permitiera una total abarcabilidad del espacio mediante su total integración en él. Empleo de materiales simples (cemento y hierro).

Descripción y semiótica

Sobre base de cemento de 4×4 m. se asientan dos triángulos equiláteros superpuestos de tal manera que, dirigiendo sobre ellos una mirada cenital, conforman una estrella de 6 vértices salientes que se identifica con el escudo de David o sello de Salomón.

De su interior surge un pilar (elemento simbólico esencial de la cultura crística y mariana) de sección poligonal hexagonal. Remata el monumento un círculo (perfección y eternidad de lo absoluto) de hierro de tonos anaranjados (color sustractivo terciario y aposemático) que gira sobre eje sujeto a semicircunferencia de color azul (pensamiento y filosofía) abierto a cualquier componente de vientos y en el que, en lengua y grafismos árabes y de forma calada, queda escrito el nombre de ibn Yahya ibn Bayyah, Avempace.

Integrando todo el conjunto , el agua, elemento vivífico y purificador que en circuito cerrado y de forma continua (eterno retorno) emana de la forma estrellada, recorre interiormente el pilar vertical y una vez llegada a su término desborda, cae nuevamente al punto de partida y reinicia permanentemente su camino.