El viaje ha sido más largo de lo previsto. Una hora de retraso debido a las maniobras de la OTAN, pero finalmente hemos llegado bien. En el aeropuerto nos esperaba Cristine quien nos ha acompañado hasta el instituto, donde estaban los alumnos del intercambio esperándonos. Ha sido muy emocionante, ha habido que superar nervios y vergüenza…. Tras un chocolate y unos dulces hemos ido a visitar la ciudad. Caía chirimiri pero hemos podido disfrutarla. Al regreso al instituto nos han recogido los padres y nos hemos ido a casa.