El escritor inglés dijo su famosa frase en 1763:

“When a man is tired of London, he is tired of life”.