En el English Oxford Dictionnary hay muchas palabras en las que figura “origin unknown“. Pero sobre ninguna se ha escrito tanto como sobre la abreviatura O.K., usada hoy como interjección, ok!, con el sentido de “all right, perfect, good” o incluso como adjetivo: Are you OK? (=comfortable).

Se ha dicho que viene del escocés Och aye o del francés Au quai (las chicas han llegado sanas y salvas al andén, a la acera) o del choctaw oke (“it is“) o del wolof okeh (“yes“) o del latín omnis korrecta (all correct) o del griego omega + khi (admonición contra las plagas).

Otros proponen las iniciales de Obediah Kelly, un trabajador del ferrocarril.

En 1840, durante las elecciones presidenciales estadounidenses, OK era la forma corta de Old Kinderhook, el sobrenombre del luego presidente Martin Van Buren, cuya casa natal era llamada “Kinderhook“, en el estado de New York.

Además, esta palabra ha generado muchas variantes: okay, okey, ‘kay (shortened version), okie-dokie / okey doke(s) (expanded forms). En español, tenemos también una forma propia: Okey, Maquei (<McKey).