Junto con «Summertime«, esta es el aria más célebre de la ópera de Gershwin Porgy and Bess. El protagonista masculino dice alegremente que tiene un montón de nada, aborda con optimismo su pobreza, sin perder su fe en el futuro. Y no envidia a los ricos, porque tienen que estar todo el día preocupados por si alguien les roba.

Oh, I got plenty o’nuttin’!

Oh, I got plenty o’ nuttin’
And nuttin’s plenty for me.
I got no car, got no mule,
I got no misery.
De folks wid plenty o’ plenty
Got a lock on de door
‘Fraid somebody’s a-goin’ to rob ‘em.
While dey’s out a-makin’ more
What for?
I got no lock on de door
-Dat’s no way to be-
Dey kin steal de rug from de floor
Dat’s okeh wid me
‘Cause de things dat I prize
Like de stars in de skies
All are free.
Oh, I got plenty o’ nuttin’
And nuttin’s plenty for me.
I got a gal, got my song,
Got Hebben the whole day long.
No use complaining.
Got my gal, got my Lawd,
Got my song.
Oh, I got plenty o’ nuttin’
And nuttin’s plenty for me.
I got the sun, got the moon,
Got the deep blue sea.
De foks wid plenty o’ plenty
Got to pray all de day
Seems wid plenty you sure got to worry
How to…

¡Oh, tengo un montón de ná!

¡Oh, tengo un montón de ná!

y ná es un montón pa mí.

No tengo coche, no tengo mula

ni tampoco miseria.

La gente con mucho de todo

tiene un candado en la puerta

por miedo a que alguien les robe

mientras está fuera ganando más.

¿Para qué?

Yo no tengo candado en mi puerta

-ni falta que me hace-.

Pueden robar la alfombrilla del suelo,

pero no me importa.

Porque las cosas que yo valoro,

como las estrellas en el cielo,

son todas gratis.

¡Oh, tengo un montón de ná!

Y ná es un montón pa mí.

Tengo a mi chica, tengo mi canción,

tengo al Dios del Cielo todo el día.

De ná sirve quejarse.

Tengo a mi chica, tengo a mi Dios,

tengo mi canción.

¡Oh, tengo un montón de ná!

Y ná es un montón pa mí.

Tengo el sol, tengo la luna,

tengo el profundo mar azul.

La gente que tiene mucho de todo

tiene que rezar todo el día,

parece que con mucho es seguro que tendrás que preocuparte.