Epitafios célebres: La última sonrisa

José Antonio García · 01 de octubre de 2009

© Antonio Villanueva

El epitafio es una inscripción funeraria. A lo largo de la historia ha habido varios realmente ingeniosos, a modo de destello último de ingenio y sensibilidad. He aquí algunos. Léelos y, si conoces más, mándalos y los pondremos en nuestra web.

  • “Desde que la muerte se llevó a Plauto, / la comedia está de luto, / el escenario está desierto; / por eso la Risa, el Juego y la Broma, / y los Ritmos interminables / han llorado juntos”. (Plauto escribió él mismo su epitafio antes de morir).
  • “Es más digno que los hombres aprendan a morir que a matar” (Séneca).
  • “Aquí yace Molière el rey de los actores. / En estos momentos hace de muerto /
    y de verdad que lo hace bien” (Molière, 1622-1673).
  • “Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito el hombre que respete estas piedras, y maldito el que remueva mis huesos.” (William Shakespeare).
  • “No envidiéis la paz de los muertos” (Nostradamus).
  • Ubi saeva indignatio / Ulterior / Cor lacerare nequit (Donde la fiera indignación no puede lacerar más el corazón) (Jonathan Swift, 1647-1745. Swift era famoso por su ironía y su misatnropía).
  • “No fue un talento, pero sí un carácter” (Heine, al final de su obra Atta Troll).
  • “Si no viví más, fue por que no me dio tiempo” (Marqués de Sade).
  • “Se reirán de mis amargas palabras” (Nikolai V. Gógol).
  • “Un gran escritor francés quiso reposar aquí para no oír más que el mar y el viento” (lápida dedicada a René de Chateaubriand, en Saint-Malo, Francia).
  • “Aquí reposan / los restos de una criatura / que fue bella sin vanidad / fuerte sin insolencia / valiente sin ferocidad / y tuvo todas las virtudes del hombre / y ninguno de sus defectos” (Lord Byron en la tumba de su perro Terranova “Boatswain”).
  • “ El sueño tras el esfuerzo, / tras la tempestad el puerto, / el reposo tras la guerra, / la muerte tras la vida harto complacen” (Joseph Conrad, 1857-1924, escritor polaco que escribió en inglés; en su epitafio usó estos versos de Edmund Spenser).
  • “Arrebató el rayo a los cielos y el cetro a los reyes” (Benjamin Franklin).
  • “Aquí yace un valiente, un temible adversario y un hombre de honor. Descanse en paz.” (epitafio de Manfred von Richthofen, llamado el Barón Rojo, dedicado por sus enemigos, los ejércitos británico, francés y australiano durante la I Gran Guerra).
  • PARA ACABAR
    Recomiendo a mis descendientes
    (si es que los tengo) en campo literario,
    cosa que es improbable, que hagan
    buena hoguera con todo lo que atañe
    a mi vida, a mis hechos, a mis nohechos.
    No soy un Leopardi, dejo poco que quemar
    y ya es mucho vivir a porcentaje.
    Viví al cinco por ciento, no aumentéis
    la dosis. Muy a menudo en cambio llueve
    sobre mojado.”
    (Eugenio Montale, poeta italiano, premio Nobel de Literatura 1975)
  • EPIGRAFE
    Parlavo vivo a un popolo di morti.
    Morto alloro rifiuto e chiedo oblio”.
    (Umberto Sada, poeta italiano, “EPITAFIO: Hablaba, vivo, a un pueblo de muertos. / Muerto, el laurel rechazo y pido olvido”. Traducción de Ángel Crespo)
  • ESCRITO NUM LIVRO ABANDONADO EM VIAGEM
    Venho dos lados de Beja.
    Vou para o meio de Lisboa.
    Não trago nada e não acharei nada.
    Tenho o cansaço antecipado do que não acharei,
    E a saudade que sinto não é nem no passado nem no futuro.
    Deixo escrita neste livro a imagem do meu desígnio morto:
    Fui, como ervas, e não me arrancaram.
    (Álvaro de Campos, heterónimo de Fernando Pessoa. ESCRITO EN UN LIBRO ABANDONADO EN UN TREN: Vengo del rumbo de Beja. / Voy hacia el centro de Lisboa. / No traigo nada y no encontré nada. / Cansancio anticipado de no encontrar nada, / Mi nostalgia no es por el pasado ni por el futuro. / Dejo escrita en este libro la imagen de mi muerto designio: / Fui como la hierba y no me arrancaron. Traducción de Octavio Paz)
  • “Abrid esta tumba: al fondo se ve el mar” (Vicente Huidobro, poeta vanguardista chileno. Su tumba se encuentra en el balneario de Cartagena en Chile).
  • “Libre por fin. Libre por fin. / Gracias, Dios Todopoderoso. / Soy libre por fin.” (Martin Luther King).
  • “Feo, fuerte y formal” (John Wayne).
  • “No es que yo fuera superior. Es que los demás eran inferiores” (Orson Welles).
  • “Llame fuerte, como para despertar a un muerto” (Epitafio de Jean Eustache. Lo dejó en la puerta de la habitación del hotel en la que se pegó un tiro).
  • “Volveré y seré millones” (Tupak Katari, líder aimara, cuando iba a ser descuartizado. Mal atribuido a Eva Perón).
  • “Perdonen que no me levante.” (atribuido a Groucho Marx, aunque en su tumba en el “Eden Memorial Park” de San Fernando, Los Ángeles, no figura ninguna frase; sólo su nombre, las fechas de nacimiento y muerte (1890-1977) y una estrella de David).
  • “RIP, RIP, ¡hurra!” (epitafio de Groucho a su suegra).
  • “Si queréis los mayores elogios, moríos” (Enrique Jardiel Poncela).
  • “Ya decía yo que ese médico no valía mucho” (Miguel Mihura).
  • “…Y no tengan miedo” (Jorge Luis Borges).
  • “Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo” (Miguel de Unamuno).
  • “Donde está el Espíritu, está la Libertad” (Claudio Sánchez Albornoz, historiador republicano español).
  • “Quien resiste gana” (Camilo José Cela).
  • “Me daba en el corazón que me iba a pasar algo así” (anónimo).
  • “El género dentro, por el calor” (anónimo).
  • Esto dice el judío converso Pedro Alfonso de Huesca, en su famosa obra Disciplina clericalis:

Del término de la vida
Otro: «La vida es como un puente; pasa, pero no te quedes».
Y otro: «La vida es como un puente en el que no hemos de detenernos: su arranque es el vientre materno y la muerte su final».
Dice el poeta:

«La muerte es puerta abierta por la que han de pasar todos los mortales
Pero me pregunto qué morada encontraremos después de atravesarla.
Pues hay una morada de delicias para los que sirven bien a Dios,
y otra muy distinta para los que merecen su castigo».

Ejemplo XXXII. Del filósofo que paseaba por un cementerio
Se cuenta de un filósofo que, paseando por un antiguo cementerio, vio una lápida de mármol que conmemoraba a cierto difunto y en ella estaban grabados unos versos que, como dirigidos por el propio difunto a los caminantes, decían así:

Tú que pasas de largo, sin decir adiós, detente.
Y guarda estas palabras en los oídos de tu corazón:
Soy lo que tú serás; lo que tú eres fui yo mismo, riéndome de la amarga
Muerte gocé, mientras pude gozar.

Ejemplo XXXIII. De la sepultura de oro de Alejandro
Se cuenta que la sepultura de Alejandro era de oro y que estaba puesta en un atrio accesible a todos, al que acudieron muchos filósofos, uno de los cuales dice: «Alejandro hizo un tesoro del oro: ahora por el contrario el oro hace de él un tesoro».
Otro: «Ayer todo el mundo no le bastaba: hoy le bastan solo cuatro codos».
Otro: «Ayer mandó sobre el pueblo: hoy el pueblo manda en él».
Otro: «Ayer pudo librar a muchos de la muerte: hoy no puede esquivar sus dardos».
Otro: «Ayer conducía ejércitos: hoy es llevado por ellos a la sepultura». Otro: «Ayer oprimía la tierra: hoy es oprimido por ella».
Otro: «Ayer las gentes lo temían: hoy en poco lo aprecian».
Otro: «Ayer tuvo amigos y enemigos: hoy los tiene a todos iguales».

Ejemplo XXXIV. Del ermitaño que aleccionaba a su alma
“Así pues, acuérdate del fluir de los días y de las generaciones de los tiempos antiguos, que todas pasaron y medita: ¿Dónde están los reyes, dónde los príncipes, dónde los ricos que reunieron tesoros y fueron tan orgullosos de ellos? Son ya como los que no fueron, han terminado como los que no vivieron, son ahora como flor que cayó del árbol, al que ya no volverá. Que lo deleznable de las cosas del mundo no sea, para ti, origen de temor; teme, en cambio, el día de tu juicio, acobárdate cuando pienses en el gran número de tus pecados. Acuérdate de tu Creador, que es tu juez y testigo».

  • El poeta chileno Nicanor Parra, premio Cervantes 2011, conocido por su anti-poesía, sencilla y poco retórica, escribió un famoso “Epitafio”:

De estatura mediana,
Con una voz ni delgada ni gruesa,
Hijo mayor de profesor primario
Y de una modista de trastienda;
Flaco de nacimiento
Aunque devoto de la buena mesa;
De mejillas escuálidas
Y de más bien abundantes orejas;
Con un rostro cuadrado
En que los ojos se abren apenas
Y una nariz de boxeador mulato
Baja a la boca de ídolo azteca
-Todo esto bañado
Por una luz entre irónica y pérfida-
Ni muy listo ni tonto de remate
Fui lo que fui: una mezcla
De vinagre y de aceite de comer
¡Un embutido de ángel y bestia!

  • En una de sus columnas, “Tertulia”, recogida en la autoantología El cuerpo y las olas (Madrid, Alfaguara, 2007, p. 277), empieza así su relato el valenciano Manuel Vicent:

“Luis Buñuel dejó dicho que después de muerto le gustaría salir del sepulcro cada diez años para comprar el periódico, leerlo en el velador de un café y, una vez enterado de lo que pasaba por aquí, volver de nuevo a la tumba. Todos tenemos un designio secreto para la eternidad”.

  • El epitafio es el microrrelato por excelencia, un destello de genialidad no siempre fácil de hallar. He aquí cómo lo ve el escritor leonés Juan Pedro Aparicio, en algunos de sus relatos de “literatura cuántica”:

EL GRAFFITTI (de La mitad del diablo, 2006, p. 130)
El joven poeta leonés Luis Artigue estuvo dos meses en coma. Cuando regresó a la vida creyó haber recogido de sus sueños un graffitti. Pero fue su propia mano trémula la que escribió:

Por favor, muerte,

que soy virgen,

házmelo sin dolor.

EL EPITAFIO (de El juego del diábolo, 2007, p. 70)
El multimillonario Atenor no creía en la vida eterna pero mimaba su imagen pública y deseaba un buen epitafio sobre su tumba. Convocó un concurso internacional con gran dotación económica para un texto de no menos de diez ni de más de cincuenta palabras. Escritores de todo el mundo mandaron sus propuestas. Y Atenor, a su muerte, encargó esculpir en su lápida, bajo las fechas de su nacimiento y óbito, una sola palabra: “Desierto”.

Y para terminar, estas declaraciones de J. P. Aparicio: “La literatura es un largo epitafio que se va dejando por ahí” (o sea, que el escritor deja memoria de sí a través de cuanto escribe).

Bibliografía

---

Comentarios

  1. Epitafio: No he muerto, he evolucionado

    — Manuel    18 octubre 2009, 16:13    #
  2. Un epitafio original, sí señor. Gracias por tu aportación, Manuel.

    — Antonio Villanueva    19 octubre 2009, 12:56    #
  3. Aquí “yace” alguien que ya “nace” na porque “yaizo” to lo que tenía “cacer” en la vida.

    — Jose Angel    27 octubre 2009, 12:44    #
  4. Maesho grazia tu pifiazo, digo “pitafio”. Musha grasia, Josiangel, amigo, apañero.

    — Antonio Villanueva    27 octubre 2009, 17:22    #
  5. Another one bites the dust. (Otro que muerde el polvo).
    Se dice que era el epitafio que Freddie Mercury quería en su lápida. No sé si realmente figura en ella.
    Es el título de una de sus canciones más emblemáticas.

    — Jose Angel    2 noviembre 2009, 22:19    #
  6. Según la información que circula por Internet, el epitafio que reza en la sepultura de Freddie Mercury es: “Lover of life, singer of songs”.
    Es bonito también, aunque, a mi personalmente, me parece que el anterior que he nombrado iba más con su caracter y su personalidad, siempre rozando la extravagancia y la transgresión a la moralidad tradicional.

    — Jose Angel    2 noviembre 2009, 22:39    #
  7. Gracias por tus aportaciones, José Ángel. El gran Freddie se merecía figurar en esta lista. Y estoy contigo: “Another one bites the dust” habría sido un gran epitafio para él.
    Un saludo.

    — Antonio Villanueva    2 noviembre 2009, 23:29    #
  8. "Si la vida deja de ser vida, espero que la muerte pronto deje de ser muerte, porque hasta el momento es bastante aburrida"

    — Manuel Sánchez    5 enero 2010, 21:37    #
  9. Ojalá que tengas razón, Manuel, y la muerte no dure mucho. ¡Y si dura, que por lo menos haya Internet y alguna página de epitafios divertidos! Gracias por tu colaboración.

    — Antonio Villanueva    7 enero 2010, 18:40    #
  10. “adios, si no os llamo es que todo va bien”

    — manuel    24 julio 2010, 17:43    #
  11. Hallá donde quiera que estéis . os llevaremos en nuestro corazón, que os mantendremos vivos en el recuerdo, de los momentos compartidos , a lo largo de la vida , entre sonrisas, por compartir la dicha y el jubileo de vuestra amistad y la tristeza de esta ausencia, dejando una huella difícil de borrar, en el correr de los años , siendo nuestra luz de esperanza,
    en el caminar diario.
    A las mujeres de la familia, quisiera dejar estas palabras, que expresan , su generosidad , y instinto maternal, que sintieron y derramaron a sus hijos y seres queridos, que acompañaron

    poesia
    LA ROSA QUE EXCLATA AL COR, MAI MORIRÀ,
    LA BELLESSA DEL TEU AMOR DE MARE,
    NO DEIXARA QUE ES EIXUGUE LA FONT QUE ÉS LA VIDA
    ELS VOSTRES ULLS SON LÈSPILL DE VOSTRA ÀNIMA
    QUE EN BLANCA COLOMETA ES TORNA , MISSATGERA DE PAU,REFLEIX DE DÈU
    REB EL RECORD DE LA VOSTRA FAMILIA,
    QUE AL SEU COR ESTEU PRESENT
    ANVIAN`S LA LLUM A NOSALTRES
    Tenemos que estar eternamente agradecidos, eternamente, . Al principio sentiremos ese vacio, esa ausencia, pero su paz y su luz nos acompañaran siempre, no estaremos solos, Agradecemos , una oración , por las almas de nuestros seres queridos, para la salvación

    — juanvi    13 junio 2014, 02:36    #
  12. los epitafios son un reflejos,de,los familiares, testimonio del amor a sus seres queridos.
    epitafio a mis familiares a mi padre,y a mis abuelos
    Hallá donde quiera que estéis . os llevaremos en nuestro corazón, que os mantendremos vivos en el recuerdo, de los momentos compartidos , a lo largo de la vida , entre sonrisas, por compartir la dicha y el jubileo de vuestra amistad y la tristeza de esta ausencia, dejando una huella difícil de borrar, en el correr de los años , siendo nuestra luz de esperanza,
    en el caminar diario.

    — juanvi    13 junio 2014, 02:41    #
  13. Gracias por tus colaboraciones, Juanvi. El poema en catalán está lleno de sentimiento. Un saludo.

    Antonio Villanueva    15 junio 2014, 18:02    #

Escribe un comentario

Los comentarios están moderados. Eso significa que no se harán públicos hasta que el autor de la página los autorice.

No se publicará
  Ayuda Textile