Ganadores y finalistas del “I Concurso Cartas de Amor”

Por Lola Martínez   04 abr. 2010 · Compartir

Por fin tenemos a los ganadores y finalistas del “I Concurso Cartas de Amor”. La decisión ha sido muy difícil y costosa por la gran cantidad de cartas y por los sentimientos expresados en ellas. El jurado ha estado compuesto por:

  • Junta directiva AMPA
  • Miembros del Departamento de Lengua
  • PIEE
  • Responsable de biblioteca

Ganadores: Sara Murillo y Diego Vijuesca que comparten el 1er premio.
Finalistas: Laura Cejador, Raúl Martí y Enrique Larque que comparten premio.

GANADORES I CONCURSO CARTAS DE AMOR

QUERIDA AMIGA

Autora: Sara Murillo 2º ESO

Querida amiga:
Hoy es un día triste y gris, un día donde tu recuerdo está más presente que nunca. Sé, que hace años que no estás, que estás resguardada en el cielo esperando a prestarme tu ayuda. Sé que te tengo tan cerca y a la vez lejos, tan presente pero tan inalcanzable… Quisiera abrazarte y sentir tu calor, amor y ternura que me transmitías. Quisiera volverte a escuchar las canciones que me cantabas una y otra vez. Esa maldita pero frecuente enfermedad como es el cáncer nos separó para siempre en apenas veinte días. Espero que en un futuro lejano nos volvamos a encontrar.
Cuando me miro al espejo, a veces, es como si hubieras colgado una foto tuya; el mismo cuerpo, el mismo carácter alegre, todo me recuerda a ti. Aún me escucho llorar y llorar pronunciando un “¿Por qué a ti?” sin respuesta. Ese cúmulo de sensaciones entre la alegría de saber que estás bien, y la angustia de que no estés a mi lado. Memorizo frecuentemente las horas que dedicaste a que dijera mi primera palabra, tus innumerables intentos para empezar a andar… Recuerdo cada frase como un consejo y cada mirada como un Te quiero. Te echo de menos, abuela…

DE LA “N” A LA “A”

Autor: Diego Vijuesca 2º ESO

Querida letra A: No me conoces mucho, pero yo a ti sí. Tú eres de las más famosas por tu lugar en nuestro planeta, el Abecedario, y yo paso más desapercibida por ser del montón. En los pocos momentos que yo puedo hablarte, mirarte y tocarte son en las palabras animal, mano y en pocas más. Pero esos momentos son los mejores de mi vida y nunca me cansaría de estar contigo. La única manera de que este mensaje llegue hasta ti es pasándoselo a mi amiga la M y que se lo pase a la siguiente hasta que llegue a tus suaves y preciosas manos. FIRMADO: La letra N

P.D. Le voy a pedir a la letra B que me cambie el sitio en el Abecedario y así nuestra relación empezará.

FINALISTAS I CONCURSO CARTAS DE AMOR

CARTA DE AMOR

Autora: Laura Cejador 2º Bach

Hoy, por fin me he decidido a escribirte. Las palabras de esta carta serán sinceras y sólo dicen sentimientos e ilusiones que surgieron cuando apareciste en mi camino. Recuerdo lo primero que pensé al verte, sí, fue la primera vez que mi mente se quedó en blanco y a la vez apareció un deseo, el de estar junto a ti. Esas mariposas, tan famosas jamás conocidas, las conocí.
Las ilusiones se disolvían ya que no conocía tu correspondencia, creía ver sólo una bonita amistad; estuve ciega, ahora sé que me querías. Tuve que sentarme cuando recibí tu mensaje: “eres tú la niña encantadora que me roba el pensamiento”. Mis ilusiones y deseos se desbordaron, ese sentimiento va a ser único en mi vida, tú te convertiste en mi primer amor. Tu papel en mi vida jamás podrá ser borrado, ni mucho menos sustituido.
“A tu lado soy princesa, reina, no tengo miedo, estoy protegida, tu espalda, tus brazos cuando me rodean no dejan, prohíben los problemas. Sé que nunca me fallarás, lo intuyo; que el uno sin el otro, ahora que sabemos la verdadera felicidad, seríamos incapaces de sobrevivir. Mi alimento son tus besos, sólo cuando me miras sonrío, eres mi felicidad; no dejes de mirarme, ni de besarme o moriré de hambre y de pena”
Esto es lo que te dije cuando empezamos hace exactamente tres años. Estaba enamorada de ti, llena de pasión, sin miedo a dejarlo todo, pero, tras tus mentiras surgió la locura en mi mente, la obsesión por si te perdía, la infelicidad. He despertado, pienso y recapacito; fuiste y serás mi primer amor, la persona con la que más cosas preciosas he vivido, y sin embargo eres la persona que más sufrimiento me ha causado.
A pesar de todo, deseo tu felicidad y bienestar, pero lejos de mí.
PD: Te quiero…, te odio…

MI VIDA

Autor: Raúl Martí 4ºESO

Hoy por fin te he visto. Después de tantas noches, escudriñando el cielo estrellado, al fin te he encontrado, escondida entre los suaves destellos que se alternan uno detrás de otro. Sé que ha sido una imaginación mía, pero llevo ya un año sin verte, y aún recuerdo tu dulce voz, la suavidad de tus palabras, tus grandes ojos en busca de una hermosura tal que la tuya… Aún recuerdo todo, todo lo que vivimos, sin ningún momento desagradable. Dicen que en toda pareja hay momentos de distancia y de unión, pero nosotros debimos de ser la excepción, pues no pasamos por ninguna ruptura momentánea de nuestro fuerte lazo que era llamado amor.
Y hoy, tras un año, todo se vuelve a reanimar. Supe que nunca más te vería, pero aún así tengo la necesidad de mantenerte viva en la eternidad.
No ha habido una noche en la que no te haya dedicado unas “buenas noches” o unos “felices sueños”, a la espera de que me contestases, bien supiese que nada ocurriría, pero como tú y yo sabíamos, la esperanza es lo último que se pierde.
Mi corazón sigue teniendo una brecha, que se abre cada día un poco más, y que me está siendo imposible salvar. Cada amanecer y anochecer que se suceden, estoy más cerca de ti, pero no temo a la muerte, pues me quitaría este angustioso dolor, y volvería a estar contigo, disfrutando de ti a cada momento, sin que nada ni nadie nos interrumpiese, hasta el fin más lejano que pueda existir.
No he olvidado el día en que nos conocimos, en aquella expedición en los Andes, y me atrevería a añadir que en cuanto nos miramos, supimos que desde ese momento, estaríamos unidos para siempre, pasase lo que pasase, y que nunca nos separaría nada. Pero aquel pensamiento fue nuestra equivocación. La naturaleza, que todo crea y todo destruye, decidió alejarnos demasiado pronto. No sé la razón, pero cuando me encuentro en aquellos parajes abruptos, con el suave material gélido y blanco en las serradas cimas, te siento cerca de mí, como antaño estuvimos.
Todavía recuerdo el día de tu partida, aquel fatídico momento en que te vi desaparecer hacia el corazón de la montaña, tras dos años de días inolvidables. Pero tú mantuviste tu serenidad, y te giraste justo antes de caer, y en vez de gritar aterrorizada como cualquier persona hubiera hecho, las últimas palabras que tus labios esgrimieron, las que nunca olvidaré, fueron: “Te quiero”.
Nunca te perderás en el tiempo

COMO NADIE TE HA QUERIDO

Autor: Enrique Larque 3ºESO

Una tarde como cualquier otra a finales de verano me crucé contigo por casualidad, mi primera impresión fue de asombro, me parecías una chica insoportable, tan mala, tan quejica…Pero no hay que juzgar sin conocer y decidí intentar ser tu amigo. Los días fueron pasando, y con ellos mis emociones, compartíamos el refresco, vacilabas riéndote suavemente sobre mi oído y por último me dabas un beso de esquimal rozando nariz con nariz con esa mirada clavada en mis ojos tan dulce… Entonces me di cuenta que apenas separaban unos centímetros tu boca de la mía, mis labios pedían besarte, pero mi mente decía que no eras mía, estaba convencido de que tú eras una chica tan bonita, tan risueña, tan especial, que te merecías algo mejor que yo, creía no poder llegar a cumplir tus requisitos. Pero me di cuenta de que mi corazón es más fuerte que mi mente, y que por mucho que quiera o no, sólo tú eres la niña de mis ojos, la presa de mi mirada entre la gente, eres mis ganas de levantarme por la mañana, para ver tu sonrisa una y otra vez, sentir tus caricias, tus abrazos. Tengo que decirte cuánto te quiero, tengo que confesarte que te quiero más que a nada en este mundo, que en mi mente sólo ronda tu nombre mañana y noche. Quiero tenerte entre mis brazos y nunca soltarte, saber que eres mía, que te puedo besar, te puedo tocar, te puedo mirar a los ojos fijamente y decirte con una mirada todo lo que te amo. Tú eres mis ganas de vivir, de seguir hacia delante… Cuando pienso que ya he perdido todo apareces de repente prometiéndome el estar siempre a mi lado pase lo que pase, y sacarme por mucho que te cueste la más grande de mis sonrisas. Y es que me vuelves loco, me vuelve loco tu pelo, tu caminar, tu risa descontrolada, tu forma de hablar, de tocarme… Te quiero cuando te pintas y te vistes de forma atractiva, pero también te quiero cuando vas desarreglada, cuando te acabas de levantar, con tus malos pelos y tus ojos aún dormidos que me vuelven loco, porque vayas como vayas, lanzas una sonrisa al viento y a mí se me ilumina la cara… Te quiero tanto que sin pensarlo dos veces, daría mi vida entera sólo para que fueras feliz, para que cada noche te fueras a la cama con una sonrisa en la boca para que todo te vaya bien. Miro tus fotos una y otra vez sabiendo que aunque lo haga cada dos minutos, no estarás ahí, pero aprovecho para mirar otra vez en la foto a aquella chica cada día más bonita que me quita el sueño cada noche y me llena de fuerzas cada día. Me he vuelto loco, loco por ti, porque es que sólo el volver a escuchar tu voz es… Mágico. Es frustrante el saber que te desesperas buscando tu media naranja, y que lo único que dices pedir es que te quiera aquel príncipe imaginario de cuento en la vida. Quiero que sepas que no voy en un corcel blanco, ni vivo en el más alto de los castillos, pero recuerda que yo siempre te querré como nadie te ha querido.

---

|