Poesía para llevar nos trae su novena receta

Marta Borraz · 12 de noviembre de 2017

En el número nueve de “Poesía para llevar”, el IES Miguel de Molinos ha escogido un guiso excelente: un estofado de corazón que nos libera de todos los males. Lo cocina Carmen Beltrán (Logroño, 1981-), que ha llamado a su receta “Invitación al olvido sin culpa”

Me he arrancado el corazón
y lo he puesto al trasluz,
así, con mis propias manos,
estaba roto, muy roto, y calvo, claro.
Lo he pesado y lo he medido,
más o menos mi puño
y unos doscientos cincuenta gramos,
es un buen filete, he pensado.
Así que me he hecho un sofrito,
con su aceite, su cebollita, su tomate,
me he apañado una botella de vino
y me lo he merendado.
Me he quitado un peso de encima
y ya no me duele nada ¿saben?,
de modo que pueden olvidarse de mí si quieren,
mentirme, fallarme, dejarme plantada,
decirme que no me quieren ver:
ya no hay nada que puedan romperme.

---